5 tips para poner tu digestión en marcha

Hinchazón, estreñimiento, pesadez, los problemas digestivos pueden ser muy variados, pero ¡no te preocupes! Aquí te damos algunos consejos que te ayudarán a aliviar esas y otras molestias.

1. Incrementa tu consumo de fibra

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la recomendación general para los adultos es consumir, mínimo, 25 gramos diarios de fibra. Algunos de los alimentos más ricos en fibra son los cereales como la avena, la quinua y el arroz integral; las legumbres, especialmente, los frijoles negros y las lentejas; las frutas como la papaya, el kiwi, el aguacate, las frambuesas, los arándanos, la manzana verde y el banano; vegetales como el brócoli, la espinaca y los espárragos. Las semillas y nueces, tales como el maní, los pistachos, los marañones y las almendras también son una buena fuente de fibra.

imagen02

2. ¡Toma mucha agua!

Digamos que sigues al pie de la letra la recomendación de consumir alimentos ricos en fibra. Pues bien, para agilizar el tránsito intestinal, necesitas líquido que ayude a movilizar toda esa comida. De no tomar sficiente agua, podría ocurrir el efecto contrario, es decir, que podrías terminar sufriendo de estreñimiento. Lo recomendado son, mínimo, dos litros de agua al día, recuerda que lo importante es mantenerse hidratado.

3. Mastica una y otra vez

Este es el primer paso del proceso digestivo. Es de vital importancia comer sentado, sin afanes, y de manera pausada. Hay quienes dicen que cada bocado debe masticarse 100 veces, pero tampoco es necesario contarlas. La clave es no ‘tragar entero’.

imagen02

4. Mueve el esqueleto

Caminar, correr, nadar y cualquier tipo de actividad física está indicada para cualquier persona que quiera ser saludable. Moverse oxigena la sangre, da energía, ayuda a quemar calorías, fortalece el sistema cardiovascular y tonifica tus músculos, incluyendo los abdominales, factor importantísimo a la hora de ir al baño.

5. Ten cuidado con el estrés

Para regular tu salud intestinal, es importante mantener el balance en tu vida, en todo sentido. Eso implica aprender a sobrellevar la ansiedad y el estrés mediante técnicas de relajación como el yoga, la musicoterapia, o inclusive, el baile.

imagen03