El ABC de las grasas

Para garantizar un buen estado de salud, necesitarás incluir en tu dieta los tres grupos de macronutrientes esenciales: los carbohidratos, las proteínas y las grasas.

Saturadas:

Son sólidas a temperatura ambiente y en general son de origen animal (exceptuando el aceite de coco y el de palma) Se encuentra, principalmente, en productos como la carne de res, el pollo, el huevo, el pavo, el cerdo y los lácteos.

Insaturadas:

Su origen es fundamentalmente vegetal; proceden especialmente de frutos, semillas y algunos pescados. Del grupo de las grasas son las que se recomienda consumir pues constituyen las principales fuentes de Omega 3 y 6, sustancias cardio-neuroprotectoras. Hay dos tipos:

imagen01

Las poliinsaturadas, que están en la linaza, las nueces y pescados azules como el salmón, las sardinas, la trucha o el atún.

Las monoinsaturadas, que se encuentran en el aceite de oliva, algunas nueces como las avellanas y las almendras y en el aceite de ajonjolí.

Trans:

Se conocen también como ‘las hidrogenadas’. Son aceites líquidos elaborados a base de uno o varios aceites vegetales que fácilmente se transforman en sólidos durante el procesamiento de los alimentos, sobretodo, de los industrializados. Son muy comunes en la pastelería, las comidas rápidas y algunos alimentos congelados.

imagen02

¿Cuánta grasa debemos consumir diariamente?

Recuerda que el secreto para una alimentación balanceada está en lograr el equilibrio perfecto entre la ingesta calórica y el gasto calórico. Según los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las grasas no deberían superar el 30% de la ingesta calórica total diaria.

imagen03

*Fuentes:

FAO. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

OMS. Organización Mundial de la Salud.