CON EL SODIO TODO FUNCIONA BIEN…SI LO CONSUMES EN LA CANTIDAD ADECUADA

El sodio es como ese compañero que hace todo bien pero poco sabemos de él. Ayuda a que tus músculos y nervios funcionen bien, ayuda a controlar tu presión arterial, el volumen sanguíneo y permite que tu cuerpo absorba y transporte mejor los nutrientes; todo un trabajador. La mayoría de alimentos naturalmente aportan sodio, y una gran parte del que consumimos a diario proviene del cloruro de sodio, mejor dicho, la sal de siempre, esa con la que se cocina o se añade en la mesa. Pero ten cuidado, debes limitar tu consumo de sodio a máximo 2,000 mg por día y a 1,500 mg por día si sufres de presión arterial alta. Para los bebés, niños y adolescentes no hay una cantidad recomendada pero sabemos que tener buenos hábitos alimenticios desde la infancia ayuda a evitar problemas en el futuro, así que si hay niños en tu casa, cuida que no consuma demasiada sal.